Tuesday, December 17, 2013

CUENTOS SEDICIOSOS Y BOLIVARIANOS / CARLOS LOPEZ DZUR

LIBROS DE CARLOS LOPEZ DZUR EN AMAZON / VIVIENDA AUTO-SUSTENTABLE / NUEVE ALIMNTOS QUE NO DEBERIAS COMER / SIGNOS DE LAS DEFICIENCIAS DE VITAMINAS EN TU APARIENCIA / OCHO ALIMENTOS PARA MEJORAR LAS MEMORIA /VIAJE A LA SUSTANCIA / Carlos López Dzur, poeta: Rebeldía con esperanza / Libro de la guerra / Carlos López Dzur [Narrador, filósofo e poeta Caribenho] / EL PORDIOSERO / CARLOS LOPEZ DZUR / EL RUMBO DE MI LITERATURA / PRIMER REVOLUCIONARIO CONTINENTAL: LOPE DE AGUIRRE / EPICA DE SAN SEBASTIAN DEL PEPINO / TETH MI SERPIENTE / VIAJE A LA SUSTANCIA / Carlos López Dzur, poeta: Rebeldía con esperanza / Libro de la guerra / Carlos López Dzur [Narrador, filósofo e poeta Caribenho] / EL PORDIOSERO / CARLOS LOPEZ DZUR / EL RUMBO DE MI LITERATURA / Mon Dieu /ABBA / NO TEMAN A LA BESTIA /Violación de la Presencia / Reprimenda para Ishtar / Para que lo sepa Jezabel / PRIMER REVOLUCIONARIO CONTINENTAL: LOPE DE AGUIRRE / EPICA DE SAN SEBASTIAN DEL PEPINO / TETH MI SERPIENTE / PURE LEVERAGE 




  Cuentos sediciosos y bolivarianos 


Los Cuentos sediciosos y bolivarianos que Carlos López Dzur nos presenta tratan sobre los derechos a la resistencia frente a la tiranía, así como a la justificación del ejercicio de la rebelión, la desobediencia civil y el uso de la fuerza frente a la violencia institucional ilegitimizada por su injusticia y la explotación. La defensa filosófica del derecho natural a la resistencia antecede a la Revolución Gloriosa inglesa y la mera noción de reemplazo y derrocamiento que el 1688 allana el camino para la Revolución Francesa y dos guías teóricas fundamentales: la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en 1789 durante la revolución francesa, y la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (1793).

En este marco López Dzur anecdotiza con los episodios de cuentos tales como «La carta de Dominga», «¡Ay, tras viejo, chocho, paíto: Eulalia Prat», «Las ideas de Papá y lo que pasa en Cuba» y «El fiero desenlace o para destronar a un falso rey»; pero, antes del surgimiento del liberalismo presentó a la serie de personajes que definen el rechazo a la autoridad; en su gradualizada intensidad, incluída la sedición, como grado menor de rebelión. La distinción está implícita en cuentos como «Donde los dioses mueren», «Te diré quien soy» y otros con tema indígena. 

 Al autor le interesa la defensa de la resistencia a tenor con el análisis orientador de los auténticos dirigentes y estrategas; de ahí que no falten cuentos relacionados a Simón Bolívar, el Dr. Ramón E. Betances, el Dr. Pedro Albizu Campos, el mismo Ché Guevara y el educador libertario Francec Ferrer i Guardia. Los enemigos del proceso revolucionario son descritos en sus circunstancias y acciones tergiversadoras y enervantes. El desgaste moral en boca del hablante de «Teoría de los hombres cansados», el servilismo del hablante de «Análisis de mundo», el nihilismo de los «Testimonios sobre insectos y gusanos», «Para cumplir con la ley» y la tentación por la codicia, el capital [«El Tercer Jesús»] y el hedonismo y las frivolidades [«Los tónicos endiablantes»]. 

 ____

Carlos López Dzur, poeta y narrador, se describe como «hostosiano, martiano y bolivariano», esencias humanamente encarnadas de la épica mayor de los antillanos y latinoamericanos. Se educó en la Universidad de Puerto Rico e hizo sus estudios graduados y doctorales en San Diego State University y la Universidad de California (Irvine).

Sunday, December 15, 2013

EL DINERO Y LAS PALABRAS. LA EDICION SIN EDITORES


“El dinero y las palabras. La edición sin editores”, André Schiffrin


La edición “artesanal”: editan los editores
Érase una vez en la que el editor era un ciudadano formado que seleccionaba con mucho cuidado aquello que quería publicar. Las elecciones eran personales y fundamentadas. Se editaba pensando en la “longue durée”, que diría Fernand Braudel, con la voluntad de construir un catálogo a través de los años donde las piezas encajaran y dieran al lector una cierta visión de mundo, coherente y articulada gracias a la lenta aparición de títulos enmarcados en colecciones hermanadas. Era un mundo en el que la gente se daba un tiempo para leer y no repasaba nerviosa, dando un vistazo vertical, los últimos 3000 libros aparecidos en este mes a través de una pantalla con muchas imágenes, botones y reseñas hiperbreves.
Prensa de mano
Esta idea de edición artesanal, manufacturada, la podemos observar por ejemplo aún hoy en día en editoriales como Fórcola que nos explica así el nombre de su sello: “La «fórcola» es todo un símbolo del trabajo artesano que pasa de abuelos a nietos; la «fórcola» y el oficio que le da sentido, el del gondolero, han permanecido como referente del trabajo manual bien hecho, y me ha inspirado en la creación de mi propio proyecto editorial”.
El editor, nos dice Schiffrin, perdía al principio dinero al publicar un autor en el que confiaba. Éste le era fiel y, si la apuesta se ganaba eventualmente, la rentabilidad aparecía a partir del tercer libro, quizás del cuarto. Era una labor, desde luego, de largo aliento, basada en el fondo del catálogo, en la confianza y en unos flujos de caja muy distintos de los actuales. Se podía vivir del “slow money”.
Las reediciones, por lo tanto, eran fundamentales y un título podía comenzar a dar beneficios después de años. Una editorial como Doubleday, por ejemplo, perdía dinero con el 90% de los libros que editaba.
También encontramos en esta forma de editar pasada un imperativo irrenunciable: “no vamos a publicar un mal libro sólo porque sabemos que se venderá”, se decían a si mismos los editores. Existía además, como comentamos antes, un cierto compromiso intelectual lo literario. El editor quería ante todo influir en la sociedad con los títulos que le lanzaba. Un caso reciente de esta forma de actuar lo encontramos en la figura de Ramón Perelló, editor que trajo a España la influyente serie “Indignaos” del francés S. Hessel y que, gracias a la gran labor que ha realizado en Destino, ha recalado en editorial Península.
Se confiaba, asimismo, en la inteligencia del lector, al que no se le ofrecían best-seller degradados de lectura rápida para que no se cansara y pudiera alienarse. Se consideraba que si se proponían títulos de calidad, asequibles y con un lenguaje aceptablemente comprensible, los lectores responderían a pesar del supuesto elitismo de nuestro catálogo. Lo bueno no tenía forzosamente que ser minoritario.
Esta experiencia que describe Schiffrin me recuerda vivamente la historia de editorial Lumen, que nos cuenta su editora Esther Tusquets en “Confesiones de una editora poco mentirosa”. Su padre, si es cierto lo que he leído en algunos artículos, empresario de éxito, financió con los beneficios de su negocio esta casa de ediciones que fue deficitaria durante muchos años. Toda la última parte del libro de Tusquets, en la que describe la compra de su editorial y el proceso de integración de la misma en el grupo Random House, sirve como caso práctico para comprender este nuevo tipo de edición, “moderno” del que vamos a hablar a continuación.
Editar sin editores: best-seller, star-system, financiarización y edición para el gran mercado.
En la segunda mitad del siglo XX tienen lugar una serie de procesos que se dan en primer lugar en los Estados Unidos, que van a cambiar la forma de editar radicalmente. En un contexto de voluntad de expansión dentro del gran mercado de la primer potencia mundial, grandes grupos mediáticos que posee televisiones, periódicos y radios comienzan a comprar editoriales.
Estas grandes corporaciones van a imponer su lógica dentro de sus nuevos dominios: cada libro ha de ser rentable y la cuenta de resultados ha de mejorar cada mes. Aquellas exangües tasas del 1% ó 3% de ganancias no son aceptables ya, se piden cifras entorno al 10% o incluso 15% para el global de la casa. Estamos ante la “financiarización” de la edición. La lógica del mercado, de la especulación, empieza a socavar los principios de la edición “artesanal” descrita anteriormente.
¿Y cómo se puede conseguir con un producto “lento” como el libro estas altas rentabilidades?. Los grandes conglomerados vienen del mundo del mercado de masas, ligado completamente al “entertainment”. El libro comienza a ser visto bajo el prisma del “star system” propio del cine. Se busca el blockbuster, el libro que el 100% de la población desee comprar. La inversión en publicidad aumenta y por tanto la necesidad de vender muchos ejemplares de un mismo libro para rentabilizarla es acuciante. La competencia en este “nicho generalista” aumenta. Estamos ante unas dinámicas basadas en los grandes lanzamientos, en la “bestselarización”, en el espectáculo “eventizado”.
La inflación de títulos se dispara, la supreproducción inunda los canales de venta. Dos semanas en la mesa de novedades es ya casi demasiado, el libro no tiene tiempo para asentarse. Ahora estamos en un mercado donde la rotación tiene que ser alta y la capacidad, ajena hasta hora al mundo de la lectura, de consumir rápido el nuevo producto y olvidarlo para pasar velozmente al siguiente, se instala como un rasgo necesario. El lector se debe amoldar a los ciclos de producción-consumo-obsolescencia del mercado de masas.
Los editores, con sus criterios intelectuales, de selección, de búsqueda de excelencia y calidad,son relegados en las grandes mesas de cristal de los pisos más altos del gran edificio de la multinacional donde tienen lugar las reuniones. El departamento financiero y el comercial cogen las riendas. El márketing impera. Cuando se recibe un manuscrito la primera pregunta es: ¿cuánto puede llegar a vender esto?, ¿qué papel puede tener en nuestra cuenta de resultados del tercer trimestre para alcanzar el objetivo de rentabilidad?. Esta forma de enfocar la edición coincide en el tiempo con un proceso que lleva a la creación de agencias literarias, que negocian al alza a los derechos de los autores más cotizados, incrementando así la inversión necesaria para lanzar el libro al mercado y ahondando en la “financiarización” del sector. Los manuscritos se subastan entre las editoriales, la confianza entre el editor y el autor se ve quebrada y ya no permite proyectos a largo plazo (hemos abordado esta cuestión en otra entrada de Ecos de Sumer).
Estamos, en definitiva, ante una forma de editar muy diferente, que acaba teniendo influencias muy negativas sobre la bibliodiversidad, sobre aquello que podemos leer. La dictadura del mercado, su censura de guante blanco, se ha instalado entre nosotros.
Bestseller
Conclusión: el editor resistente y su papel social y democrático.
A pesar del desolador panorama descrito, Schiffrin no se resigna y confía en el futuro de la edición artesanal. No hemos de bajar los brazos: los lectores diferentes no han desaparecido, sólo hay que ir a buscarlos. Hay mucha gente que ha dejado de leer o simplemente de comprar, porque el mercado, que supuestamente se ajusta de forma perfecta a sus necesidades, no le ofrece opciones de lectura diferentes.
Con nuestra labor, si esta es continua y valerosa, podemos entrar en contacto con un público que haga posible nuestra aventura editorial. Existe un espacio para proyectos editoriales diferentes. En Europa, nos dice el autor, no todo está perdido. Hay editoriales pequeñas bien conectadas con el tejido social gracias a las bibliotecas y a las librerías. Este es el patrimonio lector que tenemos que defender.
El libro no es un producto de consumo cualquiera. Sirve, mejor que ningún otro, elemento de nuestra civilización, para promover y articular un debate necesario para la democracia, para fomentar la diversidad de pensamiento y la tolerancia. Es en esta lucha, concluye Schiffrin, donde la edición independiente debe jugar aún su papel: “Le combat continue”.

Monday, December 09, 2013

KIM CLIN CLIN


KIM CLIN CLIN



Un hombre bueno, ¿quién hay que diga lo contrario? Dio veinte años de su vida a la empresa con la que trabajara, años fieles de clin-clin, mas, justa y cuidadosamente compensables, aderezados, en atención al nuevo jefe y taller del semanario.

«Kim está malo, el buen Kim», fue el lamento.

Después de otros quince años previos, como reportero deportivo y, aún como reportero de noticias sociales en Tijuana, B.C., México, él se mudó de Tijuana al Norte. Reubicado en el Condado de Orange, al Sur de California, continuó en el ramo periodístico. Acerca de él es que hablamos. De él porque se echa de menos su flaca presencia en los parques de pelota y canchas de fútbol…

En verdad, como nadie es perfecto, en torno a él y su legado, hay sus versiones. Con sus notas, Kim fue desvergonzado. Además del salario, cada notilla suya escondía su clin-clin. Alguna sutileza él tendría para hilar en su tema futbolístico como parte de la urdimbre de una deuda pendiente que dejara el director / dueño de equipo / sin pagar. Al final de cada articulejo, como si fuera esencial a sus descripciones del partido y el informe de sus resultados, envíaba el recordatorio.

El cobro de la nota publicada, haya sido el propósito el de inflar la victoria o la actuación del entrenador del equipo, podía ser un six-pack de chelas. «Y tú sabes: ¡No bebo Coors; por si acaso te acuerdas!» Una foto incluída cuesta tanto. Una foto innecesaria, el doble.

Kim es negocio puro. Hacer que él sonriera a su enemigo es cuestión de responder a un ‘¿de a cómo no? y vámonos recio’. Nada es FREE, decía este sabio chino, FuManChú con guaraches y más flaco que el hambre.

«Que se nos va el buen Kim», me dijeron.

«No se va. De seguro que hace alguna transa con la Muerte».

Probablemente. El vicio del cigarro lo convirtió en un chacuaco empedernido. Fumaba de tabacos fuertes y apestosos. «De algo me voy a morir», porfiaba él y, para que no se equivocara, vino el preaviso de La Calaca. Lo estremecieron dos embolias contínuas y quedó tieso del lado derecho de su cuerpo.

Un día después no llegó el trabajo. Amaneció en el hospital y, en cierto modo, casi pidiendo cacao ante La Bribona huesuda.En las empresas para las que trabajó, dijeron: «¡Apenas ni te conozco, pinchi Kim!» El viejo resultó, al fin y a la postre, inmigrante indocumentado. En la tierra de ilusiones, la Tierra del Mito, aquí donde su mujer lo abandonara, tuvo tres o cuatros críos.

Al final, quedó cuasi inválido, tartamudo a los 60 y pico de años y, peor aún, con sus cuentonones por gastos médico-hospitalarios. Quienes fueron sus jefes-patrones no querrán su parte en los adeudos.

«¿A quién se pagó el dinero que se descontó por concepto del Seguro Social? ¿A quién el descuento anual por razón de sus State & federal taxes?» Al parecer, tiene tres o cinco nombres, que sea Kim quien resuelva el asunto, dijo el jefe por no echarse la bronca y el mito.

¡Cómo sacan al parche los que, a final del partido, no quieren las cercanías con esos duendes de las ocasiones disruptivas que llevan en sí su propio impulso de disloque! Este coreano es de esos duendes traviesos e impensables.

«¡Pobre Kim!», se decía sobre él porque fue un tipo bonachón, más popular que simpático.

«¡Pobre si no tuviera pa’l entierro!»

«Quedará con una pata chueca y un brazo muerto», dijo el hijo.

        4-8-2002


*
CODO E IGNORADOR


Era amigo de quien quería, casi ternurosamente; pero, a quien no le agradaba, lo distanciaba de sí rotundamente. Negaba hasta el saludo. Como si viese un ser inexistente, no dirigía a él ni la palabra. Si no entrabas en el imperio de su gracia, hablarle sería como hablar a la pared.

No era chismoso. Simplemente, ignorador. También tuvo sus detalles de viejo rabo verde, enamoradizo. Obsequiaba un chicle, un dulce, algún detalle, que no hubiese costado a su cartera. Era, para joderla más, feo y cursi. Codo, miserable, aprovechado. Una mujer de buen culo, con trasero curvo, ya sería, para él, la hermosura andante y, si tuviera menos lengua vulgar que una cultura narcisista, ya era su ‘musa’. Entraría en la iconografía de sus placeres y pretenciosidades.

En éste, su último empleo, ha sido descrito como un chueco. Como en regla con el PRIsauriato, se legitima. «Nada tuvo que cumpliera con las normas del 'This is America': su tarjeta de Seguro Social, sus trámites de residencia, su licencia de manejo, todo tenía sus marcos fraudulentos… Hasta la credencial de elector mexicana fue resultado de un trámite chueco, sabe Dios cuándo…

«Nada se pudo hacer por ayudarlo», explicaría el jefe a sus compañeros de trabajo que aún preguntan por el Viejo Codo, el reportero al que llamaban «El Chino».

«Aún está recluído; la terapia será larga».

«Pobre chino», dijeron.

«No. Coreano», aclararon.

Un coreano, nativo de Veracruz, que no hablaría ni pizca de sus idiomas ancestrales, tan sólo ese español tan turbio característico del esnobismo y la Tijuana fronteriza, Spanglish con chilli sauce, internacionalizado e impuro. Cursi, casi mamón, sí, estaba lleno de modismos. Lo delataba su gusto por usar los guaraches, la cachucha de L. A. Angels o el uniforme de árbitro de béisbol. Arbitraba, a razón de $30 por hora de juego. Para que no hubiese duda de él que arbitra los juegos de las temporadas amateur de las Ligas y obtiene su dinero extra los fines de semana, se calzaba sus tennis shoes al menos cada lunes.

No se sabía cuando tenía los ojos abiertos por oblicuos. El silencio desubica. «Lo uso con la chota y la migra. Con el pico callado, no me incrimino». A no ser que abriera la boca, uno que otro policía gringo, se engañaba. 

Cuando quedó solo, pues se casaron sus hijos, la única compañía que se buscó fue su enorme perro, a quien quiso más que a su madre. Dicen que rentó su garage en ciertos periodos de penuria; pero el perro, ese enorme perro, fue demasiado celoso de la casa y echó esos negocios a perder.

¿Kim como un tipo gordo y con dientes? Primero muerto que cadáver… «Chino corrupto y mellado», «pinchi chino clinclinero»,  a menudo fueron las frases con la que se le describiera. Casi siempre andaba en fachas, con la misma ropa y el hediondo tufo de cigarro. Le gustaba, al parecer, que los amigos de su círculo verbalizaran su cruda estampa. Lo acusaran de ser lo que es y había sido, según recuerdo haberlo oído: la perfección del que muerde, del corrupto. Sólo así se auparía para decir: La corrupción somos todos.

Alguna vez, por los ingratos tratos maritales de la señora que le abandonara, a falta de sus atenciones más sutiles y deudas más dignas y macizas de macho, empinó el codo, se pegó sus chupes. Desde que las chelas le gustaron, con calculada moderación pues tuvo hijos y quiso dar buen ejemplo, él fabricó sus frases de despecho. Evitó el desconsuelo: «¡Ay, Amalia, cómo me has ponido!»

Si, Tuvo mujer. Parece que la quiso, más no lo suficiente, para entregar a ella la casa que ambos compraron. El la demandó por infiel y le quitó los hijos. No se avergonzaría, en lo inmediato ni más tarde, al decirlo. No le dio ni para tacos de tinga. Menos la casa que había comprado en Tijuana. «Que la mantenga y la teche su amante o su marido. Cornudo, pero no pendejo».

De sus casas, sentía orgullo. Son ejemplos de que poco a poco, de poquito a poquito, se va formando el charquito. Dos veces logró el Sueño Americano. «A clin clin fue, pero lo conseguí».

Se jactó de la heredad que dará a sus hijos. Casas pagadas con sus muchos kim-clines. Clin-clin-clin, onomatopeya de monedas constantes y sonantes. «De cacahuate pa'rriba lo que caiga», decía.

Hay que aprender a vivir ciertamente, pero no de ideales; indispensable es ser práctico. Tenía sus facetas de filósofo pragmático.

Por mí, creo yo, sentía odium theologicum; representé su opuesto, el estilo idealista de la vida; la conciencia aún no alcanzada por el cinismo.

«No sabes vivir aún de las patadas; tal vez no has vivido jamás en la pobreza», me decía.

Justificó el dicho 'la corrupción somos todos' y su convicción de que todo ha de ser compensado. El PRI fue su escuela ideológica y él es agradecido en cuanto aprendió cómo se habría de manejar en la vida. «Cayendo el muerto y soltando el llanto», frase favorita a la que añadía: «Sobre el muerto las coronas» y «callitos, ¿crees que mi perro no come?»

Un favor no está exento. «¿De a cómo no?» y el favor se cumple. Por tal razón, ni un aventón a la casa era capaz de ofrecer al que lo solicitara como acto de confianza y amistad, yendo por la misma ruta. Antes diría: «Bueno, aún no veo claro». La claridad del billete verde, la claridad de la paga, favor adeudado.

Le encantaba jugar el dominó. Se conocía todos los trucos de baraja. Con la gente más viciosa, casi lumpenizada, pero, ya rehabilitada de sus derrumbes morales, hizo buenas migas. Tenía dos oficinas, una en la redacción del periódico; otra, en un club de ex-alcohólicos, donde podía fumar a gusto, beber café a todas horas y jugar a la baraja, billar o dominó, hasta altas horas de la noche.

Cuando se murió Don Chava, el amigo más querido que tuvo, conoció a quien llamaba 'mi hijo', un joven gentil que iniciaría su propia empresa, se sintió solo. El club de ex-alcohólicos cerró y el 'hijo' dejó de visitar al viejo cariñoso, casi chocho por sentimentalidad tardía.

Una noche en su casa lo sorprendió un dolor en el pecho. Le dio hasta un derrame cerebral. Alcanzó a subir a la cama para esperar la muerte. Se vio solo. Adolorido y postrado, ni pudo telefonear por auxilio en su emergencia. Su 'hijo postizo', el Gordo, llegó a visitarlo, por casualidad, la otra mañana. Lo llevó al hospital porque, aunque débil y paralizado, estaba vivo. Se dio a entender en señas. El Gordo lo cargó en brazos. Kim no era el mismo; pero, todos los que rieron sus gracias, o pagaron sus clinclines, lo dieron por muerto.

Mas sobrevivió. Con La Calaca también practica sus kim-clines.


4-8-2002

Tuesday, December 03, 2013

HISTORIA CRIMINAL DEL CRISTIANISMO

TripleClicks BITACORA DE ECOLOGIA Y ENERGIA / LA POESIA COMO BOTIN / Carlos López Dzur: Méiker del Mapoe y el Tocuen / Seth, el hombre bestia de Carlos Lopez Dzur / Las Juderías / Comprar en Amazon / BITACORA DE TECNOLOGIA Y ECOLOGISMO / ENERGIA 20`14 / Carlos López Dzur: Méiker del Mapoe y el Tocuen / UNIRSE PARA NO OBEDECER / QUEDAR LIBRE COMO ANTES / DESCONFIANZA AL LEVIATAN / Publican el ladrón bajo el abrigo / LA POESIA COMO BOTIN / EL LADRON BAJO EL ABRIGO / TETH, MI SERPIENTE / 10 COSAS QUE DEBES SABER SOBRE EL ESPAÑOL EN EL EE.UU. DEL SIGLO XXI: / Las juderías / BERKELEY Y YO / Carlos López Dzur presentó en su pueblo su obra Épica de San Sebastián del Pepino / EL RUMBO DE MI LITERATURA / En torno a la Epica de San Sebastián del Pepino / DIALOGO DIGITAL / De Memorias de la contracultura / DIALOGO DIGITAL: A los jóvenes de Israel / Jorell Meléndez: “Maestro de profesión, anarquista por convicción” / Voces Libertarias: La historia relegada de anarquismo en Puerto Rico / Cerveza Artesanal de Puerto Rico


HISTORIA CRIMINAL DEL CRISTIANISMO
Historia criminal del cristianismo (en alemánKriminalgeschichte des Christentums) es el título de la obra principal en diez tomos del autor y crítico de la Iglesia Karlheinz Deschner. Describe detalladamente los errores y crímenes que se atribuyen a las distintas iglesiasconfesionessectas, asociaciones y sus representantes, así como de dirigentes cristianos en el transcurso de la historia de la cristiandad. La obra quiere tratar la historia del cristianismo desde su origen bíblico hasta el presente. Desde 1986 se habían publicado nueve tomos en alemán.
Traducciones parciales o completas de esta ingente obra, de más de 5000 páginas, han sido editadas en italianoespañolgriegopolaco y ruso.
Objetivo
En el primer tomo, en la introducción a la obra completa, Deschner describe su intención y comienza explicando aquello que no se va a encontrar en su obra: la respuesta a la pregunta «¿para qué sirve el cristianismo?». En el sentido de la frase «audiatur et altera pars» («se debe escuchar la otra parte»), quiere crear un contrapeso frente al enorme desequilibrio que representa la glorificación existente del cristianismo, tampoco quiere informar de las «consecuencias supuestas o ­la excepción­ realmente positivas del cristianismo». Quiere mostrar que los luchadores por una primera instancia moral, no sólo no alcanzan su ideal de forma parcial, sino que no lo hacen de forma continua. Deschner ya prevé aquí el punto principal de crítica a su obra, la parcialidad de los hechos presentados, y procura contrarrestarlo definiendo claramente su objetivo.
No sólo tiene como objetivo una historia de las iglesias, sino una explicación de todos los fenómenos relacionados con el cristianismo, incluidos aquellos no relacionados con la iglesia. Estos serán «juzgados no sólo con los términos generales de los criminales, humanos, sino también con el pensamiento ético central de los Evangelios sinópticos, con la visión de si mismo del cristianismo como religión de los evangelios, del amor, de la paz, [...] pero también con las exigencias posteriores a la iglesia, como la prohibición del servicio militar, inicialmente para todos los cristianos, posteriormente para el clero, la prohibición de los simonía, del préstamo con interés, de la usura y de otras cosas.»
Con esta ataque conscientemente provocador a la historiografía religiosa conservadora yapologética, Deschner provocó un gran revuelo y, en parte, rechazo. A pesar de que los hechos que reúne están sobradamente demostrados y son generalmente aceptados, su elección, interpretación y su tratamiento polémico han sido criticados en numerosas ocasiones.

Tomo I: Die Frühzeit («La Antigüedad»)


  • Karlheinz Deschner: Kriminalgeschichte des Christentums. Band 1. Die Frühzeit. Von den Ursprüngen im Alten Testament bis zum Tod des heiligen Augustinus (430).Rowohlt, Reinbek, 1986, ISBN 3498012630
Tras 16 años de estudio previo, se editó el primer tomo, que trata la historia desde la aparición y la extensión del cristianismo, hasta su elevación a religión del estado.
El libro comienza con una visión del Antiguo testamento.. Deschner describe la invasión de los israelitas, tras la pérdida de poder de Egipto en Palestina durante los siglos XIV y XIII adC, y la destrucción del sistema de ciudades estado cananitas. Esta introducción, que no afecta directamente al cristianismo, sino al antiguo judaísmo, presenta la contradicción entre las reivindicaciones religiosas y la violencia política: Deschner ve en ello el origen de una tradición de guerra santa que más tarde provocará innumerables asesinatos en masa en nombre del Dios de Israel. Describe las muchas penas de muerte previstas en laTorah para delitos religiosos, la política de conquistas del Rey David, el poder y la corrupción de lossacerdotes y finalmente la decadencia y el hundimiento del estado de Israel en época romana.
El éxito del cristianismo en el Imperio romano sólo fue posible gracias a este hundimiento, ya que así los cristianos podían considerarse como el «Israel auténtico de Dios». El antisemitismo medieval cristiano comienza en el Nuevo testamento y continúa con la reinterpretación de la iglesia como nueva Israel. Con ayuda de citas seleccionadas, Deschner acusa de antisemitismo a doctores de la iglesia como Efrén de SiriaJuan CrisóstomoJerónimo de Estridón e Hilario de Poitiers.
También los padres de la iglesia habrían acosado a herejes y falsas creencias. Deschner hace una excepción con Orígenes, al que considera «uno de los cristianos más nobles». Dedica un capítulo completo al «Angriff auf das Heidentum» («Ataque al paganismo»). En él analiza no sólo la persecución de los cristianos, tal como ha sido transmitida por las leyendas de mártires de la iglesia, exageradas en parte, así como la mirada retrospectiva de los cristianos sobre los emperadores paganos. Deschner también echa una mirada sobre «los primeros opositores de relevancia al cristianismo», Celso y Porfirio.
El emperador Constantino I, que convirtió el cristianismo en «religión de estado», según Deschner, transformó «la iglesia de los pacifistas en la iglesia de los capellanes castrenses». Deschner considera esto la renuncia al valor central que representan los valores pacifistas: «una derrota de las enseñanzas de Jesús». Deschner también describe la «lucha [de Constantino] contra los judíos, los "herejes" y los paganos». También el reino de Armenia, que elevó como primera nación el cristianismo en el año 301 a religión del estado, no se libra de las críticas de Deschner, cuando señala que «esto dio comienzo enseguida a la persecución de los paganos».
Sobre el emperador Juliano el Apóstata, Deschner escribe que «superaba en todos los aspectos a sus predecesores cristianos: en el carácter, en su ética, en su inteligencia». En intento de Juliano de relegitimizar las religiones paganas es visto de forma ambigua por Deschner:
Vielleicht, wer weiß, wäre eine nichtchristliche Welt in genauso viele Kriege gestürzt – obwohl die nichtchristliche Welt seit siebzehn Jahrhunderten weniger Kriege führt als die christliche! Schwer vorstellbar aber in einer heidnischen Welt: die ganze Heuchelei der christlichen. Und noch schwerer denkbar deren religiöse Intoleranz. Quizás, quien sabe, en un mundo no cristiano se hubiesen producido el número de guerras que hubo ­¡aunque el mundo no cristiano produce desde hace 17 siglos menos guerras que el cristiano! Difícil de imaginar en un mundo pagano toda la hipocresía de los cristianos. Y todavía más difícil de imaginar su intolerancia religiosa.
Kriminalgeschichte, tomo 1, p. 317 y sig.
El tomo finaliza con una ponderación de los padres de la iglesia AtanasioAmbrosio y Agustín. Deschner acusa a Atanasio de «falta de escrúpulos» y de «búsqueda de prestigio y poder». Ambrosio es, en palabras de Deschner, «un antisemita fanático»; gracias a su política eclesiástica, «inflexible e intolerante, pero no tan directo sino versado, suave», sienta las bases de un «modelo para la iglesia hasta hoy». [1]Agustín, que «colocaba el patriotismo por encima del amor paternofilial», [2] aprobaba la «guerra justa» tanto como la «guerra santa».

Tomo II: Die Spätantike («La Antigüedad tardía»)


  • Karlheinz Deschner: Kriminalgeschichte des Christentums. Band 2. Die Spätantike. Von den katholischen „Kindkaisern“ bis zur Ausrottung der arianischen Wandalen und Ostgoten unter Justinian I. (527-565). Rowohlt, Reinbek, 1989, ISBN 3498012770
Deschner afirma que «condiciones como las de la antigua Roma» son características para las condiciones de la iglesia romana. Las atrocidades realizadas por pastores cristianos de la Antigüedad tardía habrían sido disimuladas en numerosas ocasiones o directamente silenciadas por los historiadores de la iglesia.

Tomo III: Die Alte Kirche («La iglesia antigua»)


  • Karlheinz Deschner: Kriminalgeschichte des Christentums. Band 3. Die Alte Kirche. Fälschung, Verdummung, Ausbeutung, Vernichtung. Rowohlt, Reinbek, 1990, ISBN 3498012851
Al contrario que los demás tomos, que siguen una línea cronológica, Deschner se centra en este en crímenes concretos, que divide en los siguientes grupos:
  • El sistema de falsificaciones cristiano.
  • El engaño de los milagros y las reliquias.
  • La economía de las peregrinaciones.
  • Oscurantismo y ruina de la educación de la Antigüedad.
  • Destrucción de libros por los cristianos y destrucción del paganismo.
  • El mantenimiento y consolidación de la esclavitud.
  • Falsa enseñanza social y real política social de la iglesia.

Tomo IV: Frühmittelalter («Los inicios de la Edad Media»)


  • Karlheinz Deschner: Kriminalgeschichte des Christentums. Band 4. Frühmittelalter. Von König Chlodwig I. (um 500) bis zum Tode Karls „des Großen“ (814). Rowohlt, Reinbek, 1994, ISBN 3498013009
Durante los inicios de la Edad Media o Edad Media temprana y la Alta Edad Media se produce la separación de Bizancio, comienza la guerra contra el islam y los papas de Roma se convierten en importantes gobernantes. Deschner considera que el papa Gregorio I tenía una doble moral, que siempre predicaba el arrepentimiento y el fin del mundo, pero persiguía la extensión de su poder personal por todos los medios, para lo que sabía usar la cárcel, la tortura, la toma de rehenes y los saqueos, pero también el soborno. Deschner califica la llamada Donación de Constantino de la mayor falsificación de documentos de la historia del mundo.
Hacia finales de este tomo, repasa las relaciones oportunistas de Carlomagno con los papas, su invasiónde los sajones y la destrucción de los reinos lombardo y ávaro.

Tomo V: 9. und 10. Jahrhundert («Siglos IX y X»)


  • Karlheinz Deschner: Kriminalgeschichte des Christentums. Band 5. 9. und 10. Jahrhundert. Von Ludwig dem Frommen (814) bis zum Tode Ottos III. (1002).Rowohlt, Reinbek, 1997. ISBN 3498013041
Este tomo tiene como introducción una réplica de Deschner a la antología Kriminalisierung des Christentums? y una editorial de Hermann Gieselbusch, lector de la editorial Rowohlt.
Según Deschner, en los siglos IX y X se produce una profunda mezcla entre los poderes mundanos y los eclesiásticos. Se crean los principados eclesiásticos, florece el servicio militar del alto clero. Bajo losOtones, la iglesia del Sacro Imperio estaba completamente militarizada; los obispados y las abadías ofrecían un potencial militar considerable. También los papas fueron a la guerra: en 849 León IV, en 877Juan VIII, en 915 Juan X. Los papas se excomulgaban unos a otros, algunos fueron encarcelados, estrangulados, mutilados, envenenados. Sergio III mandó asesinar a dos, siendo uno de ellos el papa León V.
En el capítulo 3º trata el Pseudo-Isidoro, que es declarado como la falsificación más importante delperiodo carolingio.

Tomo VI: Das 11. und 12. Jahrhundert («Los siglos XI y XII»)


  • Karlheinz Deschner: Kriminalgeschichte des Christentums. Band 6. Das 11. und 12. Jahrhundert. Von Kaiser Heinrich II., dem „Heiligen“ (1102), bis zum Ende des Dritten Kreuzzugs (1192). Rowohlt, Reinbek, 1999, ISBN 3498013092
Este tomo trata de la alianza del emperador Enrique II el Santo, que, aliado con los herejes, lucha tres guerras con la Polonia católica; el trascendental pontificado de Gregorio VII, un «Satán agresivo», que en la Querella de las Investiduras consiguió triunfar sobre el emperador (Paseo de Canossa); el cisma con la iglesia de oriente; la Primera Cruzada, con la masacre de todos los habitantes de Jerusalén; así como laSegunda y la Tercera Cruzada.

Tomo VII: Das 13. und 14. Jahrhundert («Los siglos XIII y XIV»)


  • Karlheinz Deschner: Kriminalgeschichte des Christentums. Band 7. Das 13. und 14. Jahrhundert. Rowohlt, Reinbek, 2002, ISBN 3498013203
Deschner escribe sobre el emperador Enrique VI, que deseaba la hegemonía mundial, aunque fuese sin la bendición papal, y sobre el papa más poderoso de la historia, Inocencio III.
Durante estos dos siglos se desarrollan cruzadas en todas direcciones, entre las que se cuentan la Cuarta Cruzada, la cruzada de Federico II, la cruzada de Luis IX a Egipto y Túnez, la grotesca Cruzada de los niños, las cruzadas de cristianos contra cristianos, las Vísperas sicilianas, la destrucción de los templarios, el exterminio de los paganos del nordeste, los asesinatos de judíos y la inquisición, que debía suprimir cualquier movimiento de los espíritus libres.

Tomo VIII: Das 15. und 16. Jahrhundert («Los siglos XV y XVI»)


  • Karlheinz Deschner: Kriminalgeschichte des Christentums. Band 8. Das 15. und 16. Jahrhundert. Vom Exil der Päpste in Avignon bis zum Augsburger Religionsfrieden.Rowohlt, Reinbek, 2004, ISBN 3498013238
Deschner describe los comienzos de la caza de brujas, el cisma de occidente, los papas delRenacimiento, las luchas contra la oposición interior (WycliffHus y el Concilio de ConstanzaLutero y laGuerra de los campesinos alemanes).

Tomo IX: Mitte des 16. bis Anfang des 18. Jahrhunderts («Mediados del siglo XVI a principios del siglo XVIII»)


  • Karlheinz Deschner: Kriminalgeschichte des Christentums. Band 9: Mitte des 16. bis Anfang des 18. Jahrhunderts. Vom Völkermord in der Neuen Welt bis zum Beginn der Aufklärung. Rowohlt, Reinbek, 2008, ISBN 9783498013271
En el tomo 9 se tratan los siguientes temas:
  • El «holocausto americano»; el genocidio en relación con la conquista y cristianización del continente americano.
  • La reforma de SuizaZuinglio y Calvino.
  • La Contrarreforma.
  • San Ignacio de Loyola.
  • La confesionalización.
  • Los jesuitas; aquí se hace hincapié sobre todo en la influencia de los jesuitas sobre los poderes políticos de la época.
  • Acontecimientos, intereses y constelaciones de los poderes en el preludio de la Guerra de los Treinta Años.
  • La Guerra de los Treinta Años; los acontecimientos motivados por la religión se estudian también en el contexto de las luchas de conquista y poder de la aristocracia europea.
  • La continuación de la guerra; la desgracia de la Pax Christiana; la época posterior a la Guerra de los Treinta Años.

Tomo X: 18. Jahrhundert und Ausblick auf die Folgezeit (Siglo XVIII y perspectivas)


  • 18. Jahrhundert und Ausblick auf die Folgezeit. Könige von Gottes Gnaden und Niedergang des Papsttums. Rowohlt, Reinbek 2013, ISBN 978-3-498-01331-8.
    • Traducción del título - Siglo XVIII perspectivas de las consecuencias. Reyes por derecho divino y la decadencia del papado.
Más de un cuarto de siglo después de la publicación del primer volumen Deschner ha completado este trabajo con el volumen 10, el último volumen de la historia criminal del cristianismo fue publicado el 8 de Marzo de 2013 en su versión original alemana. Este volumen abarca: [3]
  • La caída del papado (Den Niedergang des Papsttums)
  • La separación gradual entre Iglesia y Estado (Die allmähliche Trennung von Kirche und Staat)

Recepción


Las reacciones a la publicación de Deschner fueron de todo tipo. No sólo la prensa discutió la obra, sino también el mundo académico.
Así, historiadores de la iglesia dedicaron a principios de octubre de 1992 un simposio de tres días a los tres primeros tomos de Deschner. Además del mismo Deschner, Hans Reinhard Seeliger invitó a otros 22 especialistas de la Historia de la IglesiaPatrología,Historia antiguaArqueología y Derecho a la academia católica en Schwerte.. Las contribuciones fueron editadas en 1993 en forma de antología bajo el títuloKriminalisierung des Christentums? Karlheinz Deschners Kirchengeschichte auf dem Prüfstand («¿Criminalización del cristianismo? La Historia de la Iglesia de Karlheinz Deschners a prueba»), [4] que coincidía con el título dado a las jornadas. Deschner rechazó la participación, justificándolo con que ya había contestado de forma suficiente a las preguntas de fondo en la introducción del primer tomo. Finalmente, decidió responder como ejemplo a la contribución de Maria R.-AlföldiKaiser Konstantin, ein großer der Geschichte? («El emperador Constantino, ¿uno de los grandes de la historia?») en la introducción al quinto tomo. Las demás contribuciones del simposio fueron ignoradas. Hermann Gieselbusch, lector de la editorial Rowohlt, señaló en la introducción del mismo tomo, que sólo unos pocos de los participantes del simposio «por lo menos se abstuvieron de [realizar] insultos personales», y agradeció a cuatro participantes, Ulrich Faust,Theofried BaumeisterErich Feldmann y Gert Haendler, en nombre de Deschner, por su ecuanimidad.
En 2002, el historiador Jürgen Miethke, comentó en el Frankfurter Allgemeine Zeitungcon ocasión de la publicación del séptimo tomo,
Differenzierung ist nicht die Sache des Buches. Es geht um Anklage, nicht um den Versuch gerechter Wertung. Erklärungen, die das Buch dem Leser [...] anbietet, sind durchweg schlicht: Kirchliche Prälaten und Fürsten erregen allemal den Verdacht, "sich die Taschen zu füllen". Es genügt aber nicht, der Kirche und ihren Amtsträgern falschen Glaubenseifer und bare Scheinheiligkeit vorzuhalten. Die Welt ist schlecht und die Menschen, vor allem die Kirchenleute und die Fürsten, desgleichen - es soll Romane geben, die das besser sagen. Los matices no son cosa del libro. Se trata de una acusación, no de un intento de valoración justa. Las aclaraciones que el libro presenta [...] a los lectores son siempre simples: los prelados de la Iglesia y los príncipes levantan la sospecha de «llenarse los bolsillos». Pero no basta con acusar a la Iglesia y a sus ministros de falso celo religiosos e hipocresía. El mundo es malo y las personas, sobre todo los clérigos y los príncipes, también ­ hay novelas que lo cuentan mejor.
Jürgen Miethke [5]

Edición en español


  • Historia criminal del cristianismo (9 tomos publicados):
    • Tomo I: Los orígenes, desde el paleocristianismo hasta el final de la era constantiniana. Editorial Martinez Roca. ISBN 84-270-1458-9.
    • Tomo II: La época patrística y la consolidación del primado de Roma. Editorial Martinez Roca. ISBN 84-270-1493-7.
    • Tomo III: De la querella de Oriente hasta el final del periodo justiniano. Editorial Martinez Roca. ISBN 84-270-1561-5.
    • Tomo IV: La Iglesia antigua: Falsificaciones y engaños. Editorial Martinez Roca.ISBN 84-270-1630-1.
    • Tomo V: La Iglesia antigua: Lucha contra los paganos y ocupaciones del poder. Editorial Martinez Roca. ISBN 84-270-1750-2.
    • Tomo VI: Alta Edad Media: El siglo de los merovingios. Editorial Martinez Roca.ISBN 84-270-1919-X.
    • Tomo VII: Alta Edad Media: El auge de la dinastía carolingia. Editorial Martinez Roca. ISBN 84-270-1920-3.
    • Tomo VIII: Siglo IX: Desde Luis el Piadoso hasta las primeras luchas contra los sarracenos. Editorial Martinez Roca. ISBN 84-270-2296-4.
    • Tomo IX: Siglo X: Desde las invasiones normandas hasta la muerte de Otón III. Editorial Martinez Roca. ISBN 84-270-2299-9.

Referencias


  1. Jump up Kriminalgeschichte, tomo 1, p. 400 y sig.
  2. Jump up
  3. Kriminalgeschichte, tomo 1, p. 520 y sig.
  4. Jump up Im Dienste der Aufklärung. Karlheinz Deschners »Kriminalgeschichte des Christentums« kommt zu ihrem Abschluß. Eine Betrachtung der Prinzipien seiner Kritik, 4/3/2013, en Junge Welt
  5. Jump up
  6. Hans R. Seeliger, Kriminalisierung des Christentums? Karlheinz Deschners Kirchengeschichte auf dem Prüfstand, Herder, Freiburg, ISBN 3451232227 (300 páginas)
  7. Jump up
  8. Jürgen Miethke (23 de diciembre de 2002). « Und ewig kräht der Drachentöter»(en alemán)Frankfurter Allgemeine Zeitung. Consultado el 14 de enero de 2012.

Bibliografía


  • Karlheinz Deschner: Kriminalgeschichte des Christentums. Tomos 1-8. Versión en CD-ROM, Digitale Bibliothek, Directmedia GmbH, Berlin, 2005, ISBN 3-89853-532-0
  • Hans Reinhard Seeliger (ed.): Kriminalisierung des Christentums? Karlheinz Deschners Kirchengeschichte auf dem Prüfstand. [Symposium der Katholischen Akademie Schwerte vom 1. - 3. Oktober 1992], Herder, Freiburg im Breisgau 1993 (2 edición, revisada y mejorada 1994), ISBN 3-451-23222-7.
  • Clara und Paul Reinsdorf (ed.): Drahtzieher Gottes. Die Kirchen auf dem Marsch ins 21. JahrhundertAlibri, Aschaffenburg 1995, ISBN 3-9804386-2-7 / IBDK, Berlin 1995, ISBN 3-922601-26-X (colección de estudios sobre Kriminalisierung des Christentums?).

Enlaces externos


Obtenido de « http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Historia_criminal_del_cristianismo&oldid=68215098 »